Ir al contenido principal

Entradas

Are you ready?

Te acostumbras a no estar, a no ser, a no pensar. Te olvidas de que existió.

Miras las fotos, los recuerdos, lo nuevo que hay en tu vida que no es mejor pero al menos diferente y piensas: ¡Estoy lista!

Lista para seguir sin ti, para salir adelante, para enfrentarme a los recuerdos sin miedo, y sin rencor.

Entonces apareces, con tu voz hundida por el dolor, por la pena, por el vacío, por la nada.

Me paro enfrente de las puertas del infierno y el canserbero me sonríe. No opone resistencia. Entonces decido abrirlas.

Aunque prometí cerrar todas las puertas has apelado a lo más profundo en mí: Compasión.

Vuelves a conectarte; apenas han pasado minutos cuando me inunda la ansiedad, el miedo, el dolor y todos esos sentimientos que son solo tuyos. A cambio, te entrego un poco de mi paz, de mi fortaleza, de mi cariño.

Sé que piensas que te lo debía y te lo cedo incondicionalmente. Sin preguntar.

He entrado en el infierno, pero ya no me quemo, solo contemplo... te contemplo y luego acaricio tu…
Entradas recientes

LO QUE MAS ME GUSTA DE TI

Lo que más me gusta de ti es la forma en que sonríes y tu risa estridente.
Tengo una extraña debilidad por tu triste y delgada figura que me recuerda al Quijote que ansío encontrar.
He visto en ti demasiada tristeza y un vacío profundo, chispas sin control que se traducen como rabia pero tambíén algo de amor y complicidad.
Como en aquella foto en que sonreímos con la misma tonta mueca y cada quien con sus ojos enamorados que parecen los mismos.

¿Te acuerdas de esa tarde del 8 de agosto?
Discutíamos en el auto mientras caía una tormenta.
Dijiste que un "patán" como tú  no valía la pena, pero yo te respondí que para mi valías todo.
Por fin corrimos a la casa donde nos esperaban y mientras los demás salieron por algo de alcohol, me senté frente a tí, en tus piernas y nos dimos un largo beso...

Me hiciste saber que si lo nuestro tenía consecuencias, tu serías el hombre más feliz y yo en el fondo deseaba poder cumplir tu deseo.
Ese fue un gran día. El único que tuvimos, aunque a…

Nuestras Posibilidades

Era Viernes. El primero de la temporada invernal.
Hacía frío y llovía; llegaba a nuestra cita pero la mesa de siempre estaba ocupada y el sitio atestado de gente escandalosa.
Tú no podrías tocar en el lugar habitual y yo tenía pocas esperanzas de ocupar "mi" mesa.
Al verme entrar, el encargado puso natural cara de asombro y seguro pensó para si: 
¡Lo que me faltaba! 
A pesar de ello, me ofreció una cerveza, una sonrisa y me invito a sentarme en la mesita de espera, diciendo amablemente:
¡Ahora lo resolvemos!
Apenas pasaron unos minutos, cuando apareciste con tu habitual sonrisa, (amo esa carita de borrego que pones a veces) me saludaste con un beso largo y te sacaste de la bolsa del pantalón: un chicloso deformado y un dulce de uva, (de los acuario). 
Solo atinaste a decir: ¡Elige!
Luego, volteaste y solo alcancé a escuchar como le susurrabas al mesero: "¡Te encargo por favor que acomodes a mi novia!"
No te diste cuenta, (sueles ser algo despistado o al menos pretender serlo…

ESQUIRLAS DE MIEDO

¿Tienes miedo de morir? No,  ¿Cuantas veces te has preguntado lo mismo en sueños?


Apenas hace poco tiempo, sentía mucho temor respecto a la muerte.
 Un día comprendí que en realidad no mueres, solo continúas de otra forma el viaje.

En teoría, dejas de temer a la muerte, pero entonces surgen otros miedos. Temores  que como las olas del océano, no sabes donde comienzan o donde terminan; que aunque parezcan reales, no son del todo tuyos.

Eso del amor es realmente complicado.

El proceso puede ser lento, tedioso, antiguo, inclusive, puede venir de otros momentos, de otras vidas. Todo parece estar conectado.
Comenzamos el día con un "te necesito," con una promesa de cariño, con un si quiero fluido y sin resistencia. Miradas entrecruzadas, manos entrelazadas y nuestra dosis habitual de no saber que hacer y complicarlo todo porque de lo contrario no seríamos nosotros.

Luego, en el instante más oscuro de la noche comenzó lo que he llamado "un poco de tu muerte"

Justo después …

EL AMOR ES ETERNO

Estábamos ahí, con todo dispuesto para hacer del amor lo que quisiéramos; pero ninguno quería hacer gran cosa.  Solo necesitábamos descansar.  Entonces, me tumbé en la cama boca abajo y tú hiciste lo mismo. Curiosa manía que tenemos en común.Nos miramos y cuando la inspección mutua se tornó profunda, yo cerré los ojos; tú, preso de la melomanía que padeces, seleccionaste una de las infinitas listas de reproducción y le diste play en alguno de los tantos dispositivos electrónicos que nos rodeaban. ¡Y yo que no tolero ni la música para dormir! Pero te lo consentí, como uno de los tantos gestos de cariño que me permito contigo. Te acurrucaste más cerca de mí y entre tanta oscilación abrí de nuevo los ojos. Solté la mirada 43; si, esa de: "por favor quédate quieto". Solo te reíste con ese risa tonta qué tienes cuando pretendes fingir seguridad... Luego, tomaste mi mano en una extraña torsión, hasta que conseguiste entrelazar nuestras falanges.  La mueca tonta cambió y como …

Viaje España 2013.2014

De España, tengo que decir que es como mi segunda patria, por múltiples razones, pero este viaje de las navidades de 2013-2014 tenía  un aire distinto.
Sería la tercera vez que visitaría España y, aunque en nuestros planes (de Antonio  y míos) estaba realizar este viaje ya como “espositos”,  al día de hoy seguimos de novios…  Eso si, comprometidos y felices por haber tenido esta oportunidad de tener una especie de luna de miel.
Así es cada viaje que realizamos juntos. Te quiero, Bicho.
28 de Diciembre de 2013. Después de 10 horas de vuelo llegamos a Madrid. La odiosa terminal T4 nos espera, pero la llegada no es tan odiosa y tan triste como el regreso; siempre suele ser así. El tren del conductor fantasma nos espera y nos encontramos ilusionados. Antonio, después de 6 meses, vuelve a casa (con un breve  intervalo de un mes) y yo tengo la ilusión de volver a ver Madrid. Son casi las 3 de la tarde y hace un sol hermoso y, aunque es poco el frío, (comparado con lo que esperaba) de cualquier ma…

La Pashmina Roja

Cuando era pequeña, recuerdo que en muchas ocasiones encontraba algo en alguna tienda que me parecía fascinante, ahora mismo, no puedo citar " ese algo" que me haya cautivado en específico, quizá sea por la frustración que me causaba que me  dijeran  "No" ahora no te lo puedo comprar  y no era un  "No" de capricho, o de "para que lo quieres sino lo necesitas" , era simplemente una realidad de que a mi madre no le alcanzaba el dinero ni para lo más indispensable, mucho menos iba a poder complacerme en ese tipo de cosas.

Mi madre piensa que las personas que tuvieron carencias, cuando están en posibilidades de salir adelante comienzan a acumular muchas cosas que de pequeños echaron de menos no tener, y a lo mejor por eso, cuando llega la época de limpiar el clóset, siempre me echa en cara que tengo muchos zapatos, sweateres, abrigos, discos, bolsas,etc.
Puede que tenga razón, pero yo no le hago mucho caso. Y tan no le hago caso que este relato se g…