Ir al contenido principal

ENSAYO A LA SOLEDAD (o de)

Eran las 14:35 cuando llegue, no estaba segura del lugar que escogería para sentarme, pero definitivamente tenía que ser un lugar al centro de todo, tenía ganas de sentir la experiencia de estar en medio de todo y a la vez de nada. Estando ahi todo empezo, las primeras miradas de la gente al verme entrar, la platica de negocios entre el Sr. que quiere vender su despacho y se va de viaje a Chile. En los Arcos veo como una quinceañera esta siendo fotografíada, despues de la sesión fotográfica empieza la filmación, los autos pasan y la miran. La miran de verdad o a lo mejor solo sin verle. Por fin llega la mesera, solo una naranjada y un sandwich horneado y empiezo a preguntarme como sería mi vida si estuviera completamente sola, en algún tiempo, quiza, así sea y será mejor que me vaya acostumbrando.
Miro a la gente alrededor y percibo que los que están solos se sienten incómodos con su soledad, toman su celular, aparentan estar haciendo otra cosa, a mi lado izquierdo esta el administrador del restaurant que pretende estar leyendo el periódico pero en realidad parece observarle las piernas a una de las meseras (es muy joven y parece asustada.)

Ni modo, otra vez no me queda más; tomo la servilleta y empiezo a escribir (he decidido volver a cargar la libreta de apuntes... espero no tener que quemarla esta vez) tengo la sensación que ultimamente me da mucho por escribir en servilletas, que bueno que existe el papel, de lo contrario me hubiera visto aún más extraña escribiéndome en la piel (imagino el cuadro).

Me doy cuenta que en Amadeus escuchas a Vivaldi, curiosidades, justo empieza a sonar Autum.
La misma chica a la que el de la mesa de al lado le mira las piernas, es quien me esta atendiendo, sospecho que es nueva por que, mientras las demás platican, a ella no le hacen ningún caso y solo observa ansiosamente mi plato como si deseara impacientemente ese momento de hacer algo y evitar sentirse relegada...

Aún no acabo de retirar el plato cuando ya esta junto a mi.. se le ofrece algo más... todo bien, en seguida le traigo su té.. regresa en un instante. Con cuidado esta caliente. Veo de reojo que trata de leer que dicen las servilletas ( a estas alturas llevo como 3 escritas) pero mi letra es muy pequeña y generalmente poco entendible.
Finalmente terminó su turno, con una leve sonrisa desaparece y yo sigo escribiendo y escribiendo mientras tomo muy despacio el thé chai (no tanto como quisiera pero aún tengo cosas que hacer).
Terminan las 4 seasons y empieza el lago de los Cisnes, vaya hasta pareciera que se de música clásica (jeje). No me queda más que acordarme de la experiencia del Lago de los Cisnes en el Bosque de Chapultepec, me gusta más el vestido de Odile que el de Odette y los moscos te devoran sin piedad si no llevas repelente pero vale la pena, prefiero mil veces la versión original a la recien adaptada de barbie que mi cruel e infantil destino me forzo a ver la nueva adaptación en repetidas ocasiones (gracias a Ana Pau).
Finalmente llegan nuevos al lugar, ¡vaya! una nueva aventura, (se sientan). El, parece rabino, ella... piruja. ¿Qué compleja situación un rabino con una puta?
Me doy cuenta que me observan, deben pensar que estoy loca por tener la compulsión de escribir en servilletas.

El thé chai definitivamente es el placer del día, el substituto ideal de un beso y abrazo, me remonta a los días en que diario tenía un beso y un abrazo y cada semana una charla increible con mi alma gemela de la amistad en el garabatos.
En pleno recuerdo, la Monica Belucci 4 region (se levanta al baño)(monica belucci por que parece puta, a esta le encanta hacerla de piruja no más que la que tengo enfrente deja muy poco que desear). Se encuentra finamente ataviada con un vestido naranja con bolas blancas y un escote que deja ver una copa b si acaso, pero lo que sea hay que enseñarlo!
Al pasar por mi mesame mira, quiza nunca ha visto a nadie escribir. Puedo presentir que al salir no podrá evitar revisarme, echarme un vistazo a ver que encuentra, inevitablemente así somos las mujeres.. no se bien por que..

Mi predicción se cumple, pero lo que no puedo creer es que se me acerca y me dice, ¡Que linda esta tu falda, me encanto! Sonrío y le digo muchas gracias, a la orden... reflexiono y pienso para mi... ¿Como es que yo odie su vestido y a ella le encanta mi falda?.. no tiene nada que ver una cosa con la otra, yo traigo un sweater negro, falda con grecas que parecen simular una página del Corán, con hilos dorados y negros, medias negras y zapatos negros, todo obsesivamente combinado y ella trae el vestido de halloween primaveral y chanclas blancas (odio los zapatos blancos). ¿Por que le gusto mi falda? ¿lo hizo para molestar? ¿Qué pensará de mi? Acaso dirá.. mira esa zorra ejecutiva, o quiza.. ¡vaya me gustaría verme así1. No me importa a mi me gusta como me veo, con esa falda en particular me miran y más con el sweater ajustado (ya todos saben por que). La sombra de ojos negra, el cabello corto y despeinado.... no lo sé esa falda les llama la atención.
He tenido quecambiar la pierna de postura, ya casi es hora de irme, al cambiar la pose me duele el raspón de la rodilla y de pronto me veo envuelta en unas medias y con un rídiculo raspón en la rodilla resultado de un mal cálculo arquitectonico al momento de crear espacios en un casa. (siempre hay que hacer las entradas más grandes). Me acuerdo de ese momento,(jajaja), debería incluirse en la lista de errores fatales en momentos críticos.
Es la hora de pedir la cuenta aún tengo que hacer muchas cosas, ir por mi coche, trabajar el resto de la tarde, miro la hora, son las 3:33, como siempre. el fenómeno de los números iguales, no se que signifique pero ya lo averiguaré.

Su cuenta, gracias, buenas tardes, gracias por su visita. Es algo inevitable, cuando me levante los que están ahi involuntariamente me miraran... ¿Estoy o no estoy sola?

Comentarios

Entradas populares de este blog

MONOLOGO TRISTE

A veces me pregunto: ¿realmente actuo como si fuera de otro planeta?
Y
¿Porqué la gente que esta cerca se aleja? ¿Por qué los que deberían estar cerca están tan lejos? ¿Por qué hay días que todos parecen insensibles?
Estoy harta de los perritos maltratados y sin hogar, de los divorcios, del desamor, de los embarazos no deseados, del dinero (tenerlo y no tenerlo), de los aviones privados, de Disney World, de la paronoía, de las amistades que se rompen por selección natural y porque no de la gripe, de la distancia, de no poder escribir una autobiografía ,a veces del flamenco y la poca atención de las bailaoras, de la competencia, de esperar, de las 7 horas, de las circunstancias, de la mestruación y hasta de que mañana sea miércoles. Si, ya sé, parece una queja ¿ y no tengo derecho a ella? No es que piense que el mundo esta contra mi.
Yo también hablo del mundo y sus mieles, pero hoy se me antojó sentirme triste, decepcionada y pareciera que solo yo, tengo tiempo para entenderlo en los…

Drive all night.

No hay sensación más fea que la de la derrota, la consumación de todos los miedos.
No hay nada más triste que desear llorar con todas las fuerzas  y no poder hacerlo.
Eso solo sucede cuando algo muy bello y muy profundo en ti,por fin dejó la agonia.
Ha muerto una ilusión, la más grande.
Mis ojos se ha secado
y yo solo pienso en manejar toda la noche.

Are you ready?

Te acostumbras a no estar, a no ser, a no pensar. Te olvidas de que existió.

Miras las fotos, los recuerdos, lo nuevo que hay en tu vida que no es mejor pero al menos diferente y piensas: ¡Estoy lista!

Lista para seguir sin ti, para salir adelante, para enfrentarme a los recuerdos sin miedo, y sin rencor.

Entonces apareces, con tu voz hundida por el dolor, por la pena, por el vacío, por la nada.

Me paro enfrente de las puertas del infierno y el canserbero me sonríe. No opone resistencia. Entonces decido abrirlas.

Aunque prometí cerrar todas las puertas has apelado a lo más profundo en mí: Compasión.

Vuelves a conectarte; apenas han pasado minutos cuando me inunda la ansiedad, el miedo, el dolor y todos esos sentimientos que son solo tuyos. A cambio, te entrego un poco de mi paz, de mi fortaleza, de mi cariño.

Sé que piensas que te lo debía y te lo cedo incondicionalmente. Sin preguntar.

He entrado en el infierno, pero ya no me quemo, solo contemplo... te contemplo y luego acaricio tu…