Recoged a un perro muerto de hambre, engórdalo y no os morderá.
Esta es la diferencia más notable entre un perro y un hombre.


martes, 29 de abril de 2008

LOS OJOS VERDES



Tenía pensado escribir hasta mañana, pero ayer alguien me dijo que sería bueno que posteara por que no tenía que leer, quiza esta larguísima entrada ayude.
El sugirió y yo no me hago del rogar, me gusta escribir y que lean.
Dadas las circunstancias, se me ha ocurrido transcribir una de mis leyendas favoritas de Becquer, no es tan corta ni tan larga, llena de misterio, de amor y de perdición... ¿Qué más se puede pedir?
Escogí los ojos verdes, por que mi vida ha estado llena de ellos, desde la clara y limpia mirada de mi madre hasta aquellos que.... (siga leyendo)


LOS OJOS VERDES
Gustavo Adolfo Becquer.

Hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir cualquier cosa con este título. Hoy, que se me ha presentado ocasión, lo he puesto con letras grandes en la primera cuartilla de papel, y luego he dejado a capricho volar la pluma. Yo creo que he visto unos ojos como los que he pintado en esta leyenda. No sé si en sueños, pero yo los he visto. De seguro no los podré describir tal cuales ellos eran: luminosos, transparentes como las gotas de la lluvia que se resbalan sobre las hojas de los árboles después de una tempestad de verano. De todos modos, cuento con la imaginación de mis lectores para hacerme comprender en este que pudiéramos llamar boceto de un cuadro que pintaré algún día.

I—Herido va el ciervo..., herido va... no hay duda. Se ve el rastro de la sangre entre las zarzas del monte, y al saltar uno de esos lentiscos han flaqueado sus piernas... Nuestro joven señor comienza por donde otros acaban... En cuarenta años de montero no he visto mejor golpe... Pero, ¡por San Saturio, patrón de Soria!, cortadle el paso por esas carrascas, azuzad los perros, soplad en esas trompas hasta echar los hígados, y hundid a los corceles una cuarta de hierro en los ijares: ¿no veis que se dirige hacia la fuente de los Alamos y si la salva antes de morir podemos darlo por perdido?
Las cuencas del Moncayo repitieron de eco en eco el bramido de las trompas, el latir de la jauría desencadenada, y las voces de los pajes resonaron con nueva furia, y el confuso tropel de hombres, caballos y perros, se dirigió al punto que Iñigo, el montero mayor de los marqueses de Almenar, señalara como el más a propósito para cortarle el paso a la res.
Pero todo fue inútil. Cuando el más ágil de los lebreles llegó a las carrascas, jadeante y cubiertas las fauces de espuma, ya el ciervo, rápido como una saeta, las había salvado de un solo brinco, perdiéndose entre los matorrales de una trocha que conducía a la fuente.
—¡Alto!... ¡Alto todo el mundo! —gritó Iñigo entonces—. Estaba de Dios que había de marcharse.
Y la cabalgata se detuvo, y enmudecieron las trompas, y los lebreles dejaron refunfuñando la pista a la voz de los cazadores.
En aquel momento, se reunía a la comitiva el héroe de la fiesta, Fernando de Argensola, el primogénito de Almenar.
—¿Qué haces? —exclamó, dirigiéndose a su montero, y en tanto, ya se pintaba el asombro en sus facciones, ya ardía la cólera en sus ojos—. ¿Qué haces, imbécil? Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque. ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?
—Señor —murmuró Iñigo entre dientes—, es imposible pasar de este punto.
—¡Imposible! ¿Y por qué?
—Porque esa trocha —prosiguió el montero— conduce a la fuente de los Alamos: la fuente de los Alamos, en cuyas aguas habita un espíritu del mal. El que osa enturbiar su corriente paga caro su atrevimiento. Ya la res, habrá salvado sus márgenes. ¿Cómo la salvaréis vos sin atraer sobre vuestra cabeza alguna calamidad horrible? Los cazadores somos reyes del Moncayo, pero reyes que pagan un tributo. Fiera que se refugia en esta fuente misteriosa, pieza perdida.
—¡Pieza perdida! Primero perderé yo el señorío de mis padres, y primero perderé el ánima en manos de Satanás, que permitir que se me escape ese ciervo, el único que ha herido mi venablo, la primicia de mis excursiones de cazador... ¿Lo ves?... ¿Lo ves?... Aún se distingue a intervalos desde aquí; las piernas le fallan, su carrera se acorta; déjame..., déjame; suelta esa brida o te revuelvo en el polvo... ¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue a la fuente? Y si llegase, al diablo ella, su limpidez y sus habitadores. ¡Sus, Relámpago!; ¡sus, caballo mío! Si lo alcanzas, mando engarzar los diamantes de mi joyel en tu serreta de oro.
Caballo y jinete partieron como un huracán. Iñigo los siguió con la vista hasta que se perdieron en la maleza; después volvió los ojos en derredor suyo; todos, como él, permanecían inmóviles y consternados.
El montero exclamó al fin:
—Señores, vosotros lo habéis visto; me he expuesto a morir entre los pies de su caballo por detenerlo. Yo he cumplido con mi deber. Con el diablo no sirven valentías. Hasta aquí llega el montero con su ballesta; de aquí en adelante, que pruebe a pasar el capellán con su hisopo.
II
—Tenéis la color quebrada; andáis mustio y sombrío. ¿Qué os sucede? Desde el día, que yo siempre tendré por funesto, en que llegasteis a la fuente de los Alamos, en pos de la res herida, diríase que una mala bruja os ha encanijado con sus hechizos. Ya no vais a los montes precedido de la ruidosa jauría, ni el clamor de vuestras trompas despierta sus ecos. Sólo con esas cavilaciones que os persiguen, todas las mañanas tomáis la ballesta para enderezaros a la espesura y permanecer en ella hasta que el sol se esconde. Y cuando la noche oscurece y volvéis pálido y fatigado al castillo, en valde busco en la bandolera los despojos de la caza. ¿Qué os ocupa tan largas horas lejos de los que más os quieren?
Mientras Iñigo hablaba, Fernando, absorto en sus ideas, sacaba maquinalmente astillas de su escaño de ébano con un cuchillo de monte.
Después de un largo silencio, que sólo interrumpía el chirrido de la hoja al resbalar sobre la pulimentada madera, el joven exclamó, dirigiéndose a su servidor, como si no hubiera escuchado una sola de sus palabras:
—Iñigo, tú que eres viejo, tú que conoces las guaridas del Moncayo, que has vivido en sus faldas persiguiendo a las fieras, y en tus errantes excursiones de cazador subiste más de una vez a su cumbre, dime: ¿has encontrado, por acaso, una mujer que vive entre sus rocas?
—¡Una mujer! —exclamó el montero con asombro y mirándole de hito en hito.
—Sí —dijo el joven—, es una cosa extraña lo que me sucede, muy extraña... Creí poder guardar ese secreto eternamente, pero ya no es posible; rebosa en mi corazón y asoma a mi semblante. Voy, pues, a revelártelo... Tú me ayudarás a desvanecer el misterio que envuelve a esa criatura que, al parecer, sólo para mí existe, pues nadie la conoce, ni la ha visto, ni puede dame razón de ella.
El montero, sin despegar los labios, arrastró su banquillo hasta colocarse junto al escaño de su señor, del que no apartaba un punto los espantados ojos... Este, después de coordinar sus ideas, prosiguió así:
—Desde el día en que, a pesar de sus funestas predicciones, llegué a la fuente de los Alamos, y, atravesando sus aguas, recobré el ciervo que vuestra superstición hubiera dejado huir, se llenó mi alma del deseo de soledad.
Tú no conoces aquel sitio. Mira: la fuente brota escondida en el seno de una peña, y cae, resbalándose gota a gota, por entre las verdes y flotantes hojas de las plantas que crecen al borde de su cuna. Aquellas gotas, que al desprenderse brillan como puntos de oro y suenan como las notas de un instrumento, se reúnen entre los céspedes y, susurrando, susurrando, con un ruido semejante al de las abejas que zumban en torno a las flores, se alejan por entre las arenas y forman un cauce, y luchan con los obstáculos que se oponen a su camino, y se repliegan sobre sí mismas, saltan, y huyen, y corren, unas veces, con risas; otras, con suspiros, hasta caer en un lago. En el lago caen con un rumor indescriptible. Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco a cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa, Para estancarse en una balsa profunda cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.
Todo allí es grande. La soledad, con sus mil rumores desconocidos, vive en aquellos lugares y embriaga el espíritu en su inefable melancolía. En las plateadas hojas de los álamos, en los huecos de las peñas, en las ondas del agua, parece que nos hablan los invisibles espíritus de la Naturaleza, que reconocen un hermano en el inmortal espíritu del hombre.
Cuando al despuntar la mañana me veías tomar la ballesta y dirigirme al monte, no fue nunca para perderme entre sus matorrales en pos de la caza, no; iba a sentarme al borde de la fuente, a buscar en sus ondas... no sé qué, ¡una locura! El día en que saltó sobre ella mi Relámpago, creí haber visto brillar en su fondo una cosa extraña.., muy extraña..: los ojos de una mujer.
Tal vez sería un rayo de sol que serpenteó fugitivo entre su espuma; tal vez sería una de esas flores que flotan entre las algas de su seno y cuyos cálices parecen esmeraldas...; no sé; yo creí ver una mirada que se clavó en la mía, una mirada que encendió en mi pecho un deseo absurdo, irrealizable: el de encontrar una persona con unos ojos como aquellos. En su busca fui un día y otro a aquel sitio.
Por último, una tarde... yo me creí juguete de un sueño...; pero no, es verdad; le he hablado ya muchas veces como te hablo a ti ahora...; una tarde encontré sentada en mi puesto, vestida con unas ropas que llegaban hasta las aguas y flotaban sobre su haz, una mujer hermosa sobre toda ponderación. Sus cabellos eran como el oro; sus pestañas brillaban como hilos de luz, y entre las pestañas volteaban inquietas unas pupilas que yo había visto..., sí, porque los ojos de aquella mujer eran los ojos que yo tenía clavados en la mente, unos ojos de un color imposible, unos ojos...
—¡Verdes! —exclamó Iñigo con un acento de profundo terror e incorporándose de un golpe en su asiento.
Fernando lo miró a su vez como asombrado de que concluyese lo que iba a decir, y le preguntó con una mezcla de ansiedad y de alegría:
—¿La conoces?
—¡Oh, no! —dijo el montero—. ¡Líbreme Dios de conocerla! Pero mis padres, al prohibirme llegar hasta estos lugares, me dijeron mil veces que el espíritu, trasgo, demonio o mujer que habita en sus aguas tiene los ojos de ese color. Yo os conjuro por lo que más améis en la tierra a no volver a la fuente de los álamos. Un día u otro os alcanzará su venganza y expiaréis, muriendo, el delito de haber encenagado sus ondas.
—¡Por lo que más amo! —murmuró el joven con una triste sonrisa.
—Sí —prosiguió el anciano—; por vuestros padres, por vuestros deudos, por las lágrimas de la que el Cielo destina para vuestra esposa, por las de un servidor, que os ha visto nacer.
—¿Sabes tú lo que más amo en el mundo? ¿Sabes tú por qué daría yo el amor de mi padre, los besos de la que me dio la vida y todo el cariño que pueden atesorar todas las mujeres de la tierra? Por una mirada, por una sola mirada de esos ojos... ¡Mira cómo podré dejar yo de buscarlos!
Dijo Fernando estas palabras con tal acento, que la lágrima que temblaba en los párpados de Iñigo se resbaló silenciosa por su mejilla, mientras exclamó con acento sombrío:
—¡Cúmplase la voluntad del Cielo!
III
—¿Quién eres tú? ¿Cuál es tu patria? ¿En dónde habitas? Yo vengo un día y otro en tu busca, y ni veo el corcel que te trae a estos lugares ni a los servidores que conducen tu litera. Rompe de una vez el misterioso velo en que te envuelves como en una noche profunda. Yo te amo, y, noble o villana, seré tuyo, tuyo siempre.
El sol había traspuesto la cumbre del monte; las sombras bajaban a grandes pasos por su falda; la brisa gemía entre los álamos de la fuente, y la niebla, elevándose poco a poco de la superficie del lago, comenzaba a envolver las rocas de su margen.
Sobre una de estas rocas, sobre la que parecía próxima a desplomarse en el fondo de las aguas, en cuya superficie se retrataba, temblando, el primogénito Almenar, de rodillas a los pies de su misteriosa amante, procuraba en vano arrancarle el secreto de su existencia.
Ella era hermosa, hermosa y pálida como una estatua de alabastro. Y uno de sus rizos caía sobre sus hombros, deslizándose entre los pliegues del velo como un rayo de sol que atraviesa las nubes, y en el cerco de sus pestañas rubias brillaban sus pupilas como dos esmeraldas sujetas en una joya de oro.
Cuando el joven acabó de hablarle, sus labios se removieron como para pronunciar algunas palabras; pero exhalaron un suspiro, un suspiro débil, doliente, como el de la ligera onda que empuja una brisa al morir entre los juncos.
—¡No me respondes! —exclamó Fernando al ver burlada su esperanza—. ¿Querrás que dé crédito a lo que de ti me han dicho? ¡Oh, no!... Háblame; yo quiero saber si me amas; yo quiero saber si puedo amarte, si eres una mujer...
—O un demonio... ¿Y si lo fuese?
El joven vaciló un instante; un sudor frío corrió por sus miembros; sus pupilas se dilataron al fijarse con más intensidad en las de aquella mujer, y fascinado por su brillo fosfórico, demente casi, exclamó en un arrebato de amor:
—Si lo fueses.:., te amaría..., te amaría como te amo ahora, como es mi destino amarte, hasta más allá de esta vida, si hay algo más de ella.
—Fernando —dijo la hermosa entonces con una voz semejante a una música—, yo te amo más aún que tú me amas; yo, que desciendo hasta un mortal siendo un espíritu puro. No soy una mujer como las que existen en la Tierra; soy una mujer digna de ti, que eres superior a los demás hombres. Yo vivo en el fondo de estas aguas, incorpórea como ellas, fugaz y transparente: hablo con sus rumores y ondulo con sus pliegues. Yo no castigo al que osa turbar la fuente donde moro; antes lo premio con mi amor, como a un mortal superior a las supersticiones del vulgo, como a un amante capaz de comprender mi caso extraño y misterioso.
Mientras ella hablaba así, el joven absorto en la contemplación de su fantástica hermosura, atraído como por una fuerza desconocida, se aproximaba más y más al borde de la roca.
La mujer de los ojos verdes prosiguió así:
—¿Ves, ves el límpido fondo de este lago? ¿Ves esas plantas de largas y verdes hojas que se agitan en su fondo?... Ellas nos darán un lecho de esmeraldas y corales..., y yo..., yo te daré una felicidad sin nombre, esa felicidad que has soñado en tus horas de delirio y que no puede ofrecerte nadie... Ven; la niebla del lago flota sobre nuestras frentes como un pabellón de lino...; las ondas nos llaman con sus voces incomprensibles; el viento empieza entre los álamos sus himnos de amor; ven..., ven.
La noche comenzaba a extender sus sombras; la luna rielaba en la superficie del lago; la niebla se arremolinaba al soplo del aire, y los ojos verdes brillaban en la oscuridad como los fuegos fatuos que corren sobre el haz de las aguas infectas... Ven, ven... Estas palabras zumbaban en los oídos de Fernando como un conjuro. Ven... y la mujer misteriosa lo llamaba al borde del abismo donde estaba suspendida, y parecía ofrecerle un beso..., un beso...
Fernando dio un paso hacía ella..., otro..., y sintió unos brazos delgados y flexibles que se liaban a su cuello, y una sensación fría en sus labios ardorosos, un beso de nieve..., y vaciló..., y perdió pie, y cayó al agua con un rumor sordo y lúgubre.
Las aguas saltaron en chispas de luz y se cerraron sobre su cuerpo, y sus círculos de plata fueron ensanchándose, ensanchándose hasta expirar en las orillas....


...Hasta aquellos que, como a Fernando, me han hecho caer en un pozo sin fondo.... cierro los ojos y solo veo un reflejo, el reflejo de de esos ojos.

"¿Y dime que ves cuando ves tu reflejo, dentro del agua? Las manos dentro del agua son como garras que parecen temblar, yo te limpie, yo te dí de comer, yo descubrí esa línea en tu espalda..."

Louve de France

jueves, 24 de abril de 2008

CIRCULOS NO POLARES


Hoy es un buen día para que el círculo de la vuelta completa, no estoy segura como lo dará o si esto podrá ser.
Es una extraña sensación que no puedo describir, es parecida al A pero no es A o al menos en un plano que yo conozca.
¿Se puede sentir felicidad al encontrar algo que sabes vas a perder muy pronto? Bueno, pues yo si, justo hoy siento esa especie de sentimiento de reencontrarte con un viejo amigo que nadie sabe que tienes y que llego a tu vida, justo como una casualidad.
En poco tiempo hemos creado varios universos. Aunque nuestras personalidades se contraponen y parecieran ser un gran reto, giran en otros universos desde hace tiempo. Sin conocerle le conoces y solo por una sucesión de eventos.
No sé como pase ni quiero saber, pero igual que en las pelìculas de MedeM pueden vivir un mundo aparte y es posible que no pueden separar sus partes.

Esta película comenzó por el final entretejiendo 1 misterio hasta llegar al principio, recorrió un tunel a velocidad luz hasta descubrirse la verdad, pero la verdad no acaba por que nadie más va a comprender como fué que paso.
Serán pecesillos espectantes de lo que no entienden y al mismo tiempo estarán involuntariamente inmersos en esa realidad.


Ya nunca estaremos solos... por los viajes al fondo del mar,por los cangrejos que miran para hablar, por los monociclos con ruedas de malvavisco, por la selección de literatura gravitacional, por las piramides de dolor, por Gregorio,Greta, Sisifo, Camus y Doña T .Por el secreto de identidad bien guardado, por aquel sweater rojo, por la fotografía mental misteriosa, por tu reinvención y volubilidad.


Te vas al espacio...pero sé en el siguiente viaje nos volveremos a ver, mientras tanto no lo olvides... cierra los ojos, atraviesa el barrio pescador, la arena y agua estancanda con aceite con gaviotas revoloteando... seguro aparecerá alguien que te dirá... alto! no sigas ese camino... es mejor por acá ¡No hagas caso! Solo necesitas un paso más y llegarás a la playa, la montaña, el desierto, la pampa.. que sé yo, mientras más lejos mejor...


Mientras tanto yo, cuando sienta que me invade el temor, cerraré los ojos, me taparé los oídos. Lo mejor y lo más importante es que ahora he aprendido lo que tengo que hacer... y dale, salta para atrás... como cangrejo.


Louve de France

lunes, 21 de abril de 2008

LOS PLANETAS

He tenido que vivir con el estigma de bruja por ser una fanática de la astrología, pero esta mancia no dejará nunca de maravillarme y es que es tan curioso por que el estigma es adictivo. Aunque la gente te mira con recelo cuando traigo mis libros o me dicen hija de Madame Sazu, no pueden evitar la tentación de preguntar y ¿como se lleva x con y o en serio x signo es así?

Mi adicción por la astrología comenzó desde hace mucho tiempo, en la absurda necesidad de creer en algo, pero esta mancia no es de creer o algo mágico, es de entendimiento y esta llena de magía.
Y es que Campanita le dijo a Peter Pan que un hada cae muerta cada vez que un niño no cree en ella, así lo dice Linda Goodman cuando alguien no cree en la astrología una relación humana es incomprendida.

Todo esto viene a colación por que alguien me preguntó en estos días que si en verdad los planetas influyen en la vida de cada uno y se limitó a rebatirme conceptos como que Mercurio rige a Geminis y Virgo y eso no es posible, ¿Qué de donde me saque a Vulcano? Y que Plutón ya ni es planeta (como si por ese comentario el dejara de ser humano) ja.

Por ello transcibo el poema de Goobers de "Los planetas" será más fácil entender los efectos...

LOS PLANETAS.
Hemos librado una guerra prolongada y cruel
mi alma gemela y yo
pérdidas y solitarias, ángeles caídos, desterradas
de una brumosa, semiolvidada galaxia de estrellas
atrozmente heridas por la dolorosa arremetida de
Marte,(aries) atrapadas en la red enmarañada de Neptuno (piscis)
conmocionadas y desgarradas por la súbita, tremenda violencia de Urano (acuario)
torturadas por los inteligentes embuste de Mercurio (géminis y virgo)
trituradas bajo el peso helado del severo e inflexible Saturno (capricornio)
que prolongo cada hora transformándolo en día cada día transformándolo en año
cada año transformándolo en eternidades de espera, chamuscadas y casi cegadas
por los estallidos de arrogancia y orgullo del Sol (leo) como Eva y Adán, inmovilizadas
e inermes , en lo más hondo llorábamos e igualmente luchábamos con implacable
furia trocando golpe por golpe... impulsadas por el redoble de las gigantescas,
palpitantes pasiones de Júpiter (sagitario)
tropezamos en el precipicio de la tentadora demencia de la Luna (cáncer)
para caer al fin, trémulas de miedo ante la amenaza del ominoso silencio sepulcral de
Plutón (scorpio) consumidas por la pena inconsolable, y la desolación de la angustia
ostentamos... las heridas y cicatrices de la furiosa batalla, mi alma gemela y yo
pero ahora marchamos en sosegada paz con todos nuestros fragmentos dispersos integramente
fusionados, cogidas de la mano... completando el círculo de la serpiente de vuelta en el
arcoiris piramidal del más radiante edén de la mañana.
Coronadas por la dulce Venus (Libra y Tauro) con la victoria del amor que no murió
sino que sobrevivió a la noche de la búsqueda egoísta para aguardar el tierno perdón de
la mañana y el amanecer de la comprensión...
LOUVE DE FRANCE

martes, 15 de abril de 2008

MARILYN PARTICULAR


Abril 15, Marilyn tiene un nuevo video porno haciendo sexo oral a un político más, un millón de dólares de por medio y ni muerta la dejan en Paz.
Ser la mujer más sexy de todos los tiempos,pasar por la familia Kennedy, de alma incomprendida y suicida es trascendental. Me pregunto en el plano donde esté ¿que pensará?... seguirá en los ocho vientos mundanos de tener y perder, de dolor y placer, de popularidad y escarnio... de luz y obscuridad.
En fin, todas hemos sido un poco Marilyn, unas por rubias, otras por tontas, por sensuales, por voluptuosas, por el sexo oral, por el alma suicida, por amar y por quedar volteadas sobre la pared del poder...
Ni rubia, ni tonta, solo hablo un poco inglés... pero yo si... si he sido un poco Marilyn... una Marilyn muy particular.

Marilyn Particular (De NV para variar)
Así de pronto amanecí en un inmenso corredor. Miré a ambos lados y vi solamente puertas,y en cada una de ellas grandes letras rezaban así: ESTO NO ES UNA SALIDA.
Tras una de ellas te encontré,desnuda y asustada y proyectada contra la pared.
Tú me guiñaste un ojo, yo me acerqué y oí tu voz."Cuando ordene usted puedo desaparecer".
Y yo no le di mayor importancia a lo que oí y ése fue mi gran error.
Te podía golpear y aún estaba bien. Te humillé, te violé y tú seguías en pie. Y aunque no es frecuente en mí, quise concederte un nombre y te di a elegir:"¿Cómo te quieres llamar?".
Tú me respondiste así: "Marilyn".
Y aunque no eras rubia,y aunque no hablabas inglés, y aunque eras más que estúpida,y aunque no sé ni si eras mujer,en fin, serías tú mi Marilyn particular.
Como los ríos fluyen,igual que el viento sopla, así el amor destruye y yo lo supe en el momento en que me repetiste allí: "Cuando ordene usted puedo desaparecer".
Y ahora si tiemblo de dolor,y si aúllo de dolor,y si ladro de dolor,y si sufro de dolor es por ti, Marilyn, es por ti, mi Marilyn.
Yo jamás imaginé que un poco de amor le podía a uno causar tanto, tanto dolor.
¿Cómo iba a adivinar que podía hacerme daño alguien que era irreal?
Y la puerta se cerró,y así mismo te perdí, Marilyn ... Marylin ...
Me dicen que estoy loco,me dicen que he perdido la razón. Me podrían apalear, podrían quemarme en la hoguera,hacer de mí lo que ellos quieran,pero sólo yo sé la verdad,
y la verdad es que sí, yo, yo te he querido, Marilyn....


Marilyn no era irreal, todas fuimos, somos y seremos Marilyn....


Louve de France


miércoles, 9 de abril de 2008

MINI CUENTOS "LA AMNESIA"

Me gustó la palabra, he estado haciendo una lista de palabras, ya es miércoles y es la ganadora de la semana....

Ana Amnesia.
La historía de Ana, es tan larga o tan corta como cada quien lo decida,se graba o se olvida en la memoria, aunque existe en el tiempo desde hace ya unos...26 años, tenía 4 y contaba su infancia.
Ana escuela, Ana estrella, Ana hermana, Ana amiga, Ana la bailarina, Ana coralina, en fin muchas Anas.
Tiene ojos grandes,tez muy blanca y cabellos color de miel,dos orejas, una boca, pero siempre le ha estorbado ese hueco que se le hace en el pecho cuando se le hace chiquito el corazón.
Ana se ha encontrado que con el paso de los años la deformidad crece y crece y eso parece ser inevitable. En cualquier momento no habrá manera de tapar el hueco del corazón. Y es que el corazón de Ana no sabe de transplantes; no tiene el mismo color, ni se conecta igual, lo más que ha conseguido es hacerse pequeñas tranfusiones que le han hinchado el pecho haciendo su defecto menos visible.
Como si lo hubiera presentido, su madre le regaló de pequeña, dos senos grandes. Cuando Ana era pequeña parecía detestarlo y es que aún no empezaba el decrecimiento... ahora pareciera adorarlos pues con ellos oculta el defecto que sería notorio a simple vista.
Pasaron los años y un día Ana se enamoró, en su historia era Ana Enamorada, su corazón volvió a crecer y asì estuvo... crecido por un tiempo... Ana sonreía y era feliz, ¡pero esta es una enfermedad y es crónica! y aunque ella quería que siguiera creciendo su corazón comenzó a hacerse pequeño...pequeño... pequeño... hasta casi desaparecer...
Ana internada; si, así estuvo, Ana internada, su corazón crecía un poco y recaía, la estética ya era lo de menos ahora su vida casi se apagaba. Así estuvo Ana, internada, 1 día, 1 semana,1 mes, 1 año, así hasta juntar unos 3 o 4 años.
Ana Salvada: entre recaídas y transfusiones se salvo, le pusieron un aparato. No, no es un marcapasos es un volumizador de corazón, para que este funcionara correctamente tuvo que migrar a otras tierras lejanas muy lejanas.
Ya en estas tierras Ana trabajaba, corría, reía y lloraba pero conservaba el volumén necesario para que su corazón funcionara sin huecos.
Un día Ana se encontró en el imperio de los Lobos y volvió a ser Ana enamorada, tenia que cuidar el volumizador pero lo descuido... y ahora el corazón creció y creció hasta que casi exploto...¡Ana Explotada!
Entonces Ana corrió y corrió llego al baño y escupió y escupío sangre, mucha sangre, asi estuvo 1,2,3,4 o 5 días hasta que logro que el corazón tuviera un forma seminormal con la que pudiera al menos vivir cada día, el volumizador le había salvado la vida.
Día tras día, después de los días de escupir sangre Ana solo buscaba un consuelo para ser normal y entonces tuvo un sueño. El del sueño, no era un angel era más bien un mortal. La mando a comprar amnesia y 500 gramos de imaginación y esa noche la mando a soñar con caballos de colores en nubes de bombón.
Pasó la noche y unas horas más Ana finalmente encontró "La amnesia" venía en un frasco de cristal pero el cristal era como carbón, era 2X1 pues traìa incluída la imaginación.
Ana recordada. Y entonces Ana recordó ¿si me tomo Amnesia todo olvidaré y si olvido todo como sobreviviré?
Ana disyuntiva, entonces Ana recurrió a la imaginación, aunque no se la tomaba, recordó un amante que sufría un gran dolor.
Si tomo dos gotas de las cosas malas de él, me olvidaré, si le doy 3 gotas, de las cosas malas el se olvidara y con 1 pizca de imaginación puede que las cosas vayan un poco mejor.
Cuando este en mi cama 10 gotas le daré, 5 gotas más de imaginación y quedará cerrado el hueco de mi corazón...
Ana se fue a dormir con el frasco de amnesia y la imaginación, no se tomo ni una gota pero ella soño.. y soño.. y soño.. puso la mano en el pequeño hueco de su pecho y ahi estaba su corazón; ni pequeño ni abultado y sin volumizador ...lo sentía, quería problarlo y lo mordía....
Ana piraña... pero ese, ese es otro cuento....

Louve de france.

sábado, 5 de abril de 2008

ATARAXIA

Como dice por ahí una rolita... voy en camino a mi estado original... Sábado 5 de abril, después de mucho hacerme líos y chaquetas mentales encontré un término que me ha hecho ,finalmente, entender un concepto. Si, ya lo sé estoy medio o bastante desquiciada. Que maldita manía de querer entender y racionalizar todo y luego esta la manía de apasionarme tanto al grado de convertirme en una piltrafa humana y entonces... ya no pienso y según yo .. lo pensé tanto.
Me siento como Hamlet Ser o No Ser y luego de Hamlet termino con "no sé". como odio esa frase.

La cuestión, además del Ser o No ser, fué que José el miércoles en clase no dijo que pensaramos si sería justo que en esta vida solo vendríamos a sufrir y entonces ahi venía conflicto del por que la gente cuando esta "sufriendo" se cambia de religión y entonces surge "El pare de sufrir" chale... que bueno que no soy oveja del Señor.

No, yo soy más cósmica que eso, más filosófica... y la filosofía pues se crea a través del dialogo de preguntas y respuestas y por que y por que y por que ... ¡Pobres de mis amigos, amantes parientes y demás congéneres... como los he torturado!
Como los demás no tienen el suficiente tiempo ni la suficiente paciencia (y lo entiendo a veces ni yo misma la tengo) para soportar este estado oral que no supere a los 5 años daaaa será?) pues le tuve que preguntar a Internet. En este submundo van a caer todos los que como yo, tienen muchas preguntas y pocas respuestas.
Y me encontré con la Ataraxia que no es más que un estado de desambiguación; se supone que a través de este "concepto" podríamos crear una especie de felicidad conciente y moderada, mediante la disminución de intensidad de nuestras pasiones y deseos y la fortaleza del alma frente a la adversidad.
La definición pirateada tal cual de wikipedia sería:
La ataraxia es por lo tanto... tranquilidad, serenidad e impertubabilidad en relación con el alma, la razón y los sentimientos.

¿Se lee super chido no? Mi razón ya encontró un concepto... vamos a ver que pasa con el alma y los sentimientos...

memoría histórica, conciencia del presente y fe en el futuro...
Louve de France.

viernes, 4 de abril de 2008

POP CORN

Esta entrada hacía mucho que la traía dando vueltas... y es que quisiera no pensar mucho en ello por que me da ataxia nocturna.

Pop Corn es una novela de Ben Elton y lo que hace mucho comenzó se hizo conciente. Fue un día de enero a finales del mes, justo cuando me sentía más vulnerable; y una tarde la encontré y como pasa siempre que compro un libro después de leer muchas sinopsis, simplemente lo vi y olvidé lo demás.
Me quede pasmada por unos días y entonces a veces comparada (sin punto de comparación) un poco de mi reality. Por esas fechas traía el sabor de oldboy, y justo empece a leer Pop Corn... Podría decir que es la obra sublime del morbo y del extraño placer conciente o inconciente que nos causa el sufrimiento de otros, es como una versión art noveau del circo romano.

¿Qué pasa en esa búsqueda enajenada de violencia?, ¿en realidad lo hacemos por que lo vemos? ¿O será por que lo sentimos? ¿O será que tanto lo vemos que dejamos de sentirlo?
No hay tregua en las noticias...Han muerto 300 en lo que va del año, empezó la matanza de las focas, demonios en diferentes países "gobernándolos", las lágrimas del Hilary, La elección del PRD. ¿Neurótico no? sumado a lo de todos los días.

Y a veces parece que actuaramos como Bruce Delamitri, pareciera que tenemos muchos talentos y en un experimento de ficción, matar por diversión , de pronto nos encontramos con nuestras obras maestras,como encontro Víctor a su Frankenstein y nuestros psicopatas hacen de nuestra ficción una patológica realidad.

Bruce tendrá el oscar, la noche anterior Wayne y Scout deliberan su plan... así empieza el reality... en casa de Bruce... para slavar la vida todos tendrían que apagar la televisión... pìstola en la sien... y más alto el share...

Y recordé... aquella anecdota... Aparece el genio.. te concedo un deseo pero al que esta a tu lado le daré el doble... El hombre contestó: mi deseo es quedarme sin un ojo....

miércoles, 2 de abril de 2008

ABRIL

Finalmente empezó abril... y parece que tal cual la predicción, bien, muy matemático y metódico.
Planes personales de pago a 36 meses.
Aumento de 37.5% (finalmente de algo sirvieron las 55 horas semanales)
Dìas de supervivencia: 21 días (se necesitan 21 días para formar un hábito)
Días sin morder el anzuelo: 17 días (sobrepase la media de los 15).
4kg y 100 gr de menos.
120 km/h

He regresado a mis antiguos tinny pleasures, así como a diferentes vicios... aunque bueno yo no los llamaría vicios sino manías... así que curiosamente después de una largo periodo de borrasca y estados maniacodepresivos casí podría asegurar que lo único que todavía odio es el síndrome premestrual pero la "Y" dizque me ayuda.

JCR se ha afililiado a mi club de fans instituyendo todos los días como viernes, eso esta curioso y me da mucha risa...

En abril... tambien en abril comienza desde hoy el desfile de cumpleaños. Siempre lo he dicho los arianos son como los virgo ¡habemos miles! y es que a nuestros padres les atacò la calentura a unos en verano y a los otros les dió mucho frío en Invierno... ahora con el maldito calentamiento global me pregunto si finalmente habrá en el mundo mas diversidad astrológica.

El 17 empieza la Feria en Aguascalientes... tendré que ir por una chela de litro y por que España es el país invitado... pues ni modo hasta en España Directo lo dicen, la estadistica de las españolas es 1.62, de 57 a 62 kg, caderas anchas,cabello castaño claro, ojos grandes .... no naciste en N-Arizona jodida españoleta me decía EP, lo único es que tú si te bañas... jajaja... a veces..


Ahora si... nuevos planes, identicas estrategías... y que siga siendo viernes....