Ir al contenido principal

POP CORN

Esta entrada hacía mucho que la traía dando vueltas... y es que quisiera no pensar mucho en ello por que me da ataxia nocturna.

Pop Corn es una novela de Ben Elton y lo que hace mucho comenzó se hizo conciente. Fue un día de enero a finales del mes, justo cuando me sentía más vulnerable; y una tarde la encontré y como pasa siempre que compro un libro después de leer muchas sinopsis, simplemente lo vi y olvidé lo demás.
Me quede pasmada por unos días y entonces a veces comparada (sin punto de comparación) un poco de mi reality. Por esas fechas traía el sabor de oldboy, y justo empece a leer Pop Corn... Podría decir que es la obra sublime del morbo y del extraño placer conciente o inconciente que nos causa el sufrimiento de otros, es como una versión art noveau del circo romano.

¿Qué pasa en esa búsqueda enajenada de violencia?, ¿en realidad lo hacemos por que lo vemos? ¿O será por que lo sentimos? ¿O será que tanto lo vemos que dejamos de sentirlo?
No hay tregua en las noticias...Han muerto 300 en lo que va del año, empezó la matanza de las focas, demonios en diferentes países "gobernándolos", las lágrimas del Hilary, La elección del PRD. ¿Neurótico no? sumado a lo de todos los días.

Y a veces parece que actuaramos como Bruce Delamitri, pareciera que tenemos muchos talentos y en un experimento de ficción, matar por diversión , de pronto nos encontramos con nuestras obras maestras,como encontro Víctor a su Frankenstein y nuestros psicopatas hacen de nuestra ficción una patológica realidad.

Bruce tendrá el oscar, la noche anterior Wayne y Scout deliberan su plan... así empieza el reality... en casa de Bruce... para slavar la vida todos tendrían que apagar la televisión... pìstola en la sien... y más alto el share...

Y recordé... aquella anecdota... Aparece el genio.. te concedo un deseo pero al que esta a tu lado le daré el doble... El hombre contestó: mi deseo es quedarme sin un ojo....

Comentarios

Entradas populares de este blog

MONOLOGO TRISTE

A veces me pregunto: ¿realmente actuo como si fuera de otro planeta?
Y
¿Porqué la gente que esta cerca se aleja? ¿Por qué los que deberían estar cerca están tan lejos? ¿Por qué hay días que todos parecen insensibles?
Estoy harta de los perritos maltratados y sin hogar, de los divorcios, del desamor, de los embarazos no deseados, del dinero (tenerlo y no tenerlo), de los aviones privados, de Disney World, de la paronoía, de las amistades que se rompen por selección natural y porque no de la gripe, de la distancia, de no poder escribir una autobiografía ,a veces del flamenco y la poca atención de las bailaoras, de la competencia, de esperar, de las 7 horas, de las circunstancias, de la mestruación y hasta de que mañana sea miércoles. Si, ya sé, parece una queja ¿ y no tengo derecho a ella? No es que piense que el mundo esta contra mi.
Yo también hablo del mundo y sus mieles, pero hoy se me antojó sentirme triste, decepcionada y pareciera que solo yo, tengo tiempo para entenderlo en los…

Drive all night.

No hay sensación más fea que la de la derrota, la consumación de todos los miedos.
No hay nada más triste que desear llorar con todas las fuerzas  y no poder hacerlo.
Eso solo sucede cuando algo muy bello y muy profundo en ti,por fin dejó la agonia.
Ha muerto una ilusión, la más grande.
Mis ojos se ha secado
y yo solo pienso en manejar toda la noche.

Are you ready?

Te acostumbras a no estar, a no ser, a no pensar. Te olvidas de que existió.

Miras las fotos, los recuerdos, lo nuevo que hay en tu vida que no es mejor pero al menos diferente y piensas: ¡Estoy lista!

Lista para seguir sin ti, para salir adelante, para enfrentarme a los recuerdos sin miedo, y sin rencor.

Entonces apareces, con tu voz hundida por el dolor, por la pena, por el vacío, por la nada.

Me paro enfrente de las puertas del infierno y el canserbero me sonríe. No opone resistencia. Entonces decido abrirlas.

Aunque prometí cerrar todas las puertas has apelado a lo más profundo en mí: Compasión.

Vuelves a conectarte; apenas han pasado minutos cuando me inunda la ansiedad, el miedo, el dolor y todos esos sentimientos que son solo tuyos. A cambio, te entrego un poco de mi paz, de mi fortaleza, de mi cariño.

Sé que piensas que te lo debía y te lo cedo incondicionalmente. Sin preguntar.

He entrado en el infierno, pero ya no me quemo, solo contemplo... te contemplo y luego acaricio tu…