Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

LOS CERDOS

Es el cubrebocas el emblema de una sociedad enferma.

Que permanece inmóvil, aterrorizada, callada, aguantando minuto tras minuto la respiración.
Hemos tenido la boca cubierta por años, hemos respirado párticulas de indiferencia, nos hemos vendado los ojos.

Hoy solo veo en la calle autómatas niños, ancianos, parejas que ya no se toman de la mano, no distingo sus facciones solo veo unos ojos llenos de pánico y así el miedo paraliza el mundo, no importa el smog, ni los ladrones, ni los secuestradores, ni el calentamiento global y la tierra comienza a moverse.

Veo ojos, azules, verdes, cafes aterrados. La sociedad se rompe, se desgarra, se conmociona, se aisla y renuncia al contacto de los besos, de los abrazos, de estrechar las manos,a enredar los cuerpos.
Una partícula, un microrganismo, destruye un país y el universo interno. El virus se extiende, se contagia, contiene lo que como especie no hemos podido contener.
Hoy vienen los cerdos, vienen a darnos una leccion...


Abril 2009/ Influenza Por…

DEL TIEMPO Y EL AMOR

¿Cuanto tiempo se necesita, para enamorarse ?

¿Qué es el tiempo sino un engaño de los instantes?


Hasta ahora me han bastado 30 días, puede que hasta hoy, vayan 31 o 32.

Era Lunes a las 7:00 de la mañana, volvía a la realidad, se acabaron las vacaciones, mi estomago estaba lleno de ronchas por el sol, mi piel parecida a la de un atún sellado a la brasas, mi cabeza llena de recuerdos, desde la primera pregunta hasta la última, los síndromes premestruales de las amigas, los celos, el camino al trabajo, el agua que cortaba mi piel con el calor al bañarme... Todo parecía ser la conjugación perfecta para el lunes terrible y como de costumbre volver a la realidad, a la rutina. Sin embargo, tenía una nueva realidad, que hacía que las ronchas fueran menos dolorosas.

Apenas unos dias antes, por fin le mande una señal al cosmos de mi libertad, estaba cansada de estar ocupada entre energías devastadoras y recuerdos que no tenían razón de ser, hasta que me dí cuenta que el Karma, ya esta marcado y rea…