Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Nuestras Posibilidades

Era Viernes. El primero de la temporada invernal.
Hacía frío y llovía; llegaba a nuestra cita pero la mesa de siempre estaba ocupada y el sitio atestado de gente escandalosa.
Tú no podrías tocar en el lugar habitual y yo tenía pocas esperanzas de ocupar "mi" mesa.
Al verme entrar, el encargado puso natural cara de asombro y seguro pensó para si: 
¡Lo que me faltaba! 
A pesar de ello, me ofreció una cerveza, una sonrisa y me invito a sentarme en la mesita de espera, diciendo amablemente:
¡Ahora lo resolvemos!
Apenas pasaron unos minutos, cuando apareciste con tu habitual sonrisa, (amo esa carita de borrego que pones a veces) me saludaste con un beso largo y te sacaste de la bolsa del pantalón: un chicloso deformado y un dulce de uva, (de los acuario). 
Solo atinaste a decir: ¡Elige!
Luego, volteaste y solo alcancé a escuchar como le susurrabas al mesero: "¡Te encargo por favor que acomodes a mi novia!"
No te diste cuenta, (sueles ser algo despistado o al menos pretender serlo…